BODAS, BODAS TEMÁTICAS

ALL I WANT FOR CHRISTMAS IS YOU

 La Boda Navideña de Laura y Adrián 

Y llegó diciembre. Y todos pensaban en los regalos que habría debajo del árbol: en ese perfume que les traería Santa Claus o en aquella bufanda de su amigo invisible. Lo que no pensaban es que el mayor regalo es el amor, el amor del bueno, el amor incondicional.

Laura y Adrián saben mucho de esto porque se casaron un 16 de diciembre con algún que otro copo de nieve rondando por la sierra de Madrid y soñando con su boda navideña. Todos los pensamientos que tenemos de las bodas de invierno suelen ser negativos, -que si vaya frío, que si vamos a estar encerrados en un salón, que si no tengo un abrigo que pegue con mi vestido, etc.- Pero os podemos asegurar que es todo lo contrario: es un día frío que se convierte en cálido y sobre todo un día en el que la elegancia brilla con todo su esplendor.

El lugar elegido fue la finca Najaraya, situado en lo alto de una montaña en Galapagar. Las vistas a la capital eran espectaculares y como si de una casita de jengibre se tratara, nos pusimos manos a la obra para decorarla. Lo primero de todo era dar la bienvenida a los invitados y ¡por todo lo alto! No podía faltar el árbol con sus bolas rojas, las casitas del poblado de Santa Claus con su nieve o la flor de Pascua con su natural belleza. A partir de ahí, los invitados sabían que iban a vivir una boda única e inolvidable.

No sé a vosotros, pero cuando vemos el marco personalizado con los copos de nieve dibujados en él tarareamos sin darnos cuenta “let it snow, let it snow, let it snow”.

El pasillo que llevaba a los invitados hacia la ceremonia lo decoramos con troncos de madera, farolillos invernales y flores de pascua por todas partes.

Para que los invitados entraran un poco en calor (ya sabéis que la novia se tiene que hacer un poquito de rogar siempre) les dimos una taza de chocolate caliente con nubes ¿Qué apetecible verdad? Pues no, es broma. Porque… qué mejor manera de empezar una boda que con una cervecita bien fresquita. Y es que, el rincón refrescante no sabemos por qué -guiño, guiño- pero une a la gente y es escenario de reencuentros, besos y abrazos. Carretillos, cubiletes y cajas de metal antiguas, espumillón y calcetines completaban este espacio tan divertido.

En todos los rincones tenía que oler a navidad, como en las escaleras que nos llevaban hasta la zona del cóctel.

El salón del banquete quedó asombroso. El techo de vigas de madera vista se llenó con grandes guirnaldas verdes con micro bombillas colocado forma de estrella.

Una preciosa chimenea de piedra con el fuego encendido presidía el salón del banquete. Sobre ella colgaba una corona navideña y a sus pies, los troncos de madera llenos de velas hacían el resto.

Los centros de mesa fueron la sensación del banquete… Un pequeño poblado navideño con casitas, iglesias, pinos, acebo, musgo y maderita…

En esta boda, sustituimos el típico libro de firmas por uno muy especial: cartas a Papá Noel personalizadas donde cada invitado escribiría sus mejores deseos para la pareja de recién casados.

Y todas estas cartas las depositaron en un buzón. Lo más increíble es que Laura y Adrián se las llevaron hasta a Laponia en su viaje de novios y se las entregaron en persona al mismísimo Papá Noel.

¿No os parece una auténtica monada? El amor es la mejor decoración para una boda navideña. Recordad que el regalo no está dentro del paquete sino que siempre, siempre, siempre está en las manos que quien lo entrega.

Que la paz y el amor reinen en vuestros hogares.

Feliz Navidad y próspero año nuevo de parte del equipo de La Gata Azul.

 

Esta boda no habría sido lo mismo sin:

Finca Najaraya: Finca para bodas y eventos en Galapagar, con unas vistas espectaculares y un servicio exquisito a cargo de Aga Catering.

Rubén del Valle: profesional, amable y divertido fotógrafo que capta los detalles que parecen invisibles a los ojos.

Girivinia Abeces: Diseñadora de papelería y una auténtica artista. En este cuento ell ha sido nuestra Mamá Noel.

Oro, incienso y mirra: decoración e iluminación y tooodo lo que podáis imaginar para decorar en Navidad. Gracias Gonzalo por tu profesionalidad y simpatía.

¿Compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *